Comisionado de Paz se pronunció frente al paro armado del ELN en el Chocó: Una deslealtad con los acuerdos

El ELN comenzó un paro armado el 10 de febrero de 2024 en el Chocó afectando a más de 27.000 pobladores del Medio San Juan – crédito Mario Caicedo/EFE

 

Otty Patiño aseguró que la finalidad del cese al fuego con las guerrillas es la protección de los derechos de las comunidades en el país

Luego del anuncio del Ejército de Liberación Nacional (ELN) sobre el paro armado en Chocó, el alto comisionado para la Paz, Otty Patiño, aseguró que es una deslealtad la posición de la guerrilla frente a los acuerdos que se lograron en 6 de febrero de 2024.

Por Infobae

Uno de los compromisos que se logró en La Habana, Cuba, fue el del cese bilateral al fuego, por lo que un paro armado en el Pacífico colombiano rompe con el acuerdo entre el Gobierno nacional y el ELN.

“La declaración de paro armado por el frente de guerra occidental del ELN es una deslealtad con los acuerdos celebrados en el sexto ciclo de conversaciones de la Habana”.

Para Otty Patiño, el paro armado no solo afecta las negociaciones, sino que también lo hace con derechos como la libertad a los pobladores de las comunidades que se han visto afectados en el Medio San Juan.

“Amenaza la vida, los derechos, las libertades de los pobladores del departamento, el ejercicio de los gobiernos democráticamente elegidos y el mandato de las autoridades comunitarias”.

Pero, el alto comisionado para la Paz no solo se pronunció sobre los hechos armados que ha llevado a cabo el ELN, también se refirió al ataque a un vehículo que transportaba estudiantes en Jamundí, Valle del Cauca, hecho que repudió por violar el derecho internacional humanitario.

“En municipios del departamento del Cauca y en el municipio de Jamundí en el Valle del Cauca, el Estado Mayor Central ha venido realizando acciones como las sucedidas el día de hoy en el municipio de Piamonte donde una estructura del EMC realizó un ataque armado a un vehículo de transporte escolar causando heridas a dos personas, acto que constituye un hecho claramente repudiable que viola los más elementales principios que rigen el derecho internacional humanitario”.

Leer más en Infobae