Docentes exigen al alcalde de San Cristóbal que cumpla con los beneficios laborales

 

Docentes dependientes de la Alcaldía de San Cristóbal denunciaron este martes una deuda laboral por parte del ente municipal. Por ello, un grupo de maestros se reunieron frente al despacho del alcalde Silfredo Zambrano para exigirle que los atienda, porque aseguran que la alcaldía mantiene una serie de deudas sociales con los profesionales de la educación.

Por Anggy Polanco / Corresponsal lapatilla.com

César Mendoza, representante del magisterio, manifestó que la alcaldía no reconoce una lista de beneficios que corresponde ser cancelado a los maestros. Además, mantiene deudas de bonificaciones que pagan hasta de manera trimestral, cuando los docentes tienen muchas necesidades. También denunció que carecen de seguro de hospitalización y maternidad (HCM), y seguro funerario, por lo que piden que si la municipalidad no puede pagar un HCM, al menos implemente un fondo administrado.

Los maestros indicaron que la alcaldía mantiene unos consultorios médicos que son insuficientes para atender al personal docente, porque no ofrecen todas las especialidades.

“El ciudadano alcalde, a través de los directores que no son los voceros del sindicato, nos hizo llegar la información de que a partir del próximo año se comenzará a trabajar dos días a la semana”, dijo Mendoza, por lo que se preguntó dónde queda el derecho de los niños a recibir educación.

“Ese beneficio no redunda en nada, porque el docente sigue con el mismo sueldo (…). Es responsabilidad del ciudadano Silfredo Zambrano velar por que los docentes le den las clases a esos niños, pero también tiene la responsabilidad de luchar con el Gobierno Nacional para conseguir beneficios para que el docente sea atendido y pueda ir a la escuela los cinco días”, agregó Mendoza.

William Ariza, docente de la Escuela Municipal Luisa Cáceres de Arismendi, expuso que sienten que con la nueva gestión han sido abandonados, y el instructivo Onapre lo que ha hecho es acabar con la profesión docente.

Aseguró que el alcalde no ha cumplido con la contratación colectiva, además ordenó a los directores de la alcaldía para que sean los tramitadores de las necesidades de los profesores, cuestión con la que no están de acuerdo porque para eso existe el sindicato.

“No tenemos a veces nada, nosotros tenemos que poner en las escuelas desde marcadores para arriba, porque ellos no nos lo dan. Hasta la comida que consumen nuestros niños, en cierta manera, nosotros la tenemos que colocar, desde los utensilios de escritorios”, relató Ariza.

Adicionalmente, manifestó que la municipalidad premió con una laptop a los que están con él, pero los docentes que tienen que hacer boletines y planificar clases, han sido discriminados.

Contó que el dinero percibido por concepto de vacaciones no alcanzó para nada, por lo que no podrán comprar estrenos a los hijos ni hacer las hallacas en esta temporada decembrina. “Estamos en la carramplana”.

Ángel Molina, docente municipal jubilado, comentó que la alcaldía estipuló pagos que hasta el mes de diciembre no se han hecho efectivo, por lo que recomendó al funcionario municipal tome en cuenta que muchos de los jubilados padecen enfermedades hasta terminales.

Molina relató que los jubilados deben realizar rifas o dar tareas dirigidas para cubrir sus gastos médicos, luego de que dieron parte de su vida en las escuelas municipales.