Ruidos y espantos: El misterio de la casa embrujada en San Cristóbal (VIDEO)

La misteriosa casa fue destruida, pero dicen que el terreno baldío aún produce miedo entre los vecinos

 

En Pirineos I, una urbanización considerada de clase media en San Cristóbal, existe una leyenda urbana, que pasa de boca en boca, sobre una quinta encantada. Existen, al menos, cuatro versiones distintas sobre lo que ocurría en la vivienda embrujada. Cada vecino que reside alrededor de la propiedad, conoce la historia y le tiene respeto (o ¿miedo?) a la calle donde se ubicaba la quinta.

Por Anggy Polanco / Corresponsal lapatilla.com

La famosa casa fantasmal estaba justo al frente del Parque Los Escritores, pero en febrero de 2021, el misterioso inmueble fue derribado por unos 20 obreros, a plena luz del día, según cuentan los vecinos.

David Rubio, residente de la avenida Juan Maldonado de la urbanización Pirineos, relató que la vivienda era una residencia familiar, que terminó siendo ocupada por una pareja de avanzada edad, que falleció. La casa quedó abandonada y comenzaron a regarse rumores acerca de que en la propiedad se escuchaban ruidos extraños y se veían personas raras.

“Hubo un momento en que alguien vivió allí y tuvo que abandonarla, porque afirmaba que allí pasaban cosas extrañas”, contó Rubio.

Posteriormente, recordó un hecho muy curioso: los habitantes de las casas más cercanas, comenzaron a vivir también experiencias paranormales, al extremo que en la casa situada justo detrás de la vivienda encantada, aconteció un terrible asesinato. Un militar asesinó a sus hijos e intentó matar a su esposa. Luego, el hombre se suicidó.

“Hubo unos audios que yo escuché de este militar que decía que algo le había obligado a cometer esto. Se dice que fue poseído por un ente extraño, por lo que este caso se sumó a la leyenda de esta casa”, explicó Rubio.

Los vecinos aseguran que la casa fue vendida. Se pudo corroborar que fue destruida el año pasado y el terreno está despejado con un aviso de venta de una reconocida empresa inmobiliaria.

José Alfredo Andrade Moreno, vigilante del Parque Los Escritores, expuso que la casa embrujada era de un militar y que luego de que hubo muertos allí, en esa casa no pudo vivir nadie.

Aseguró que cuando la fueron a demoler, tuvieron que hacerlo de día, porque de noche los ruidos paranormales eran muy fuertes. Justo cuando se realizaba esta entrevista, se sintió una extraña brisa que no permitía escuchar, y José Alfredo expresó que el “ente” se estaba manifestando.

Dijo que antes de que derribaran la vivienda, en las noches desde el parque se escuchaban ruidos que provenían de la casa.

Varias versiones de la leyenda

Táchira es quizá la entidad del país con más mitos y leyendas urbanas, en especial aquellas que se relacionan con espantos, aparecidos y brujas, los cuales durante más de 300 años han atemorizado a niños y adultos.

La mayoría de estos relatos se han originado de la tradición oral y se han trasmitido de generación en generación, explicó el historiador y docente José Antonio Pulido durante el conversatorio que dirigió en la Hemeroteca Estadal “Pedro Pablo Paredes”, donde hizo un apasionante recuento de lo que son este tipo de leyendas urbanas, basadas en su libro titulado simplemente “13” Trece leyendas urbanas de San Cristóbal.

Pulido detalló que esta leyenda que sí se considera urbana, nace a mediados de los 90, y existe confusión, porque en la prensa regional no se ha hallado información acerca de que allí hubiese ocurrido un asesinado, pero que pudiera estar relacionada con un hecho real como es el Monstruo del Viaducto (un sujeto que , aunque no se ha podido concatenar, porque no hay una fecha precisa de cuándo nació la leyenda.

Esta leyenda en particular tiene muchos matices. Uno es la casa de los gritos, según las entrevistas que ha realizado Pulido, y las personas que tienen un sentido paranormal, sienten lo que se dice que pasó allí.

También tiene el elemento del rumor, con lo cual va creciendo la leyenda en torno a la casa.

La otra versión se relaciona con que en efecto allí un hombre mató a su esposa, la descuartizó y la guardó en la nevera, leyenda que se da justo cuando está en auge el cine del terror de los años 90.

Una tercera versión es que alguien tomó una fotografía en algún momento y se vio un fantasma.

“Todavía si usted pasa por esa casa, la gente dice que se siente la presencia. Por que se tumbe una casa, el fantasma no se va. Si es que existe ese fantasma, va a volver hasta que no se limpie el lugar”, expuso el historiador a lapatilla.com.

¿Qué pasó en esa casa? ¿Qué fuerza fantasmal la habitaba? ¿Qué destino le espera al terreno donde se encontraba? Estas son algunas de las preguntas que quedan sin respuestas, y que alimentan la leyenda de la casa embrujada de Pirineos I.