El innovador aparato propuesto por un ingeniero venezolano para salvar al Lago de Maracaibo

Fotografía que muestra una playa contaminada por desechos, derrames de petroleo y la proliferación de un verdín sobre las aguas del Lago de Maracaibo, el 12 de julio de 2023, en el estado Zulia (Venezuela). Las orillas del Lago de Maracaibo, el más grande de Venezuela, son espesas y verdes, y si alguien lanza allí un objeto liviano no se hunde, pues la acumulación de petróleo, producto de numerosos derrames, y la proliferación de una bacteria sólida en la zona han creado un pantano, cuya putrefacción afecta a la salud y a la economía de los lugareños. EFE/ Henry Chirinos

 

 

 

El alto nivel de contaminación del Lago de Maracaibo sigue siendo noticia e impacta el desarrollo económico y ambiental de la región.

Por Lexzys Lugo / Corresponsalía lapatilla.com

El exceso en el uso de elementos plásticos está matando el reservorio de agua más importante de Venezuela. Por eso expertos y profesionales venezolanos han presentado propuestas que coadyuven al Estado venezolano para el rescate del lago.

Datos del Centro Internacional de la Ley de Ambiente revelan que a nivel del ecosistema, la contaminación atmosférica por la creación de envases plástico en Venezuela oscila entre el 30 % y 40 %, porcentaje que es similar en la región zuliana.

En los estudios que adelanta la institución, destaca que por cada kilogramo de plástico que se produzca, se genera 3.5 Kg de CO2, un elemento altamente contaminante para el planeta.

El ingeniero zuliano Luis Cabrera fue ganador del premio que otorga la Federación Mundial de Organización de Ingeniería en el año 2018. La propuesta para esa edición fue la “creación de energía solar fotovoltaica aplicada a hospitales y ambulatorios en Venezuela”.

La novedosa propuesta le permitió al profesional de la Ingeniería Mecánica obtener el cuarto lugar a nivel mundial y el primer lugar en el continente, competencia donde participaron 120 países.

Cabrera sensibilizado por la alta contaminación del Lago de Maracaibo, presentó el proyecto denominado “Ley de Envases en Venezuela” para fomentar la sostenibilidad y reducir el impacto ambiental y de contaminación que genera el uso de este elemento.

Destacó el ingeniero que el mal manejo de los envases constituye una amenaza para el medio ambiente y la salud pública.

La propuesta está en la fase de debate y discusión con expertos en el área. Luego que se consolide será presentada en el Colegio de Ingenieros del estado Zulia y otras instancias parlamentarias.

“Muchos envases no son reciclados adecuadamente, terminando en vertederos o incluso contaminando cuerpos de agua, como playas, ríos y lagos. Además, la falta de regulación ha permitido la proliferación de envases desechables o de un solo uso, generando una gran cantidad de residuos sólidos que son difíciles de gestionar, como el plástico, el vidrio u otros”, señaló.

Sensibilizar a la gente

El ingeniero zuliano Luis Cabrera fue ganador del premio que otorga la Federación Mundial de Organización de Ingeniería en el año 2018. La propuesta para esa edición fue la “creación de energía solar fotovoltaica aplicada a hospitales y ambulatorios en Venezuela”.

 

 

 

El experto destacó que Venezuela genera alrededor de 10 millones de toneladas de residuos sólidos urbanos al año, de los cuales los envases representan un porcentaje importante.

La gran mayoría de estos elementos plásticos se aglomeran de manera exponencial en las quebradas y en las orillas de las riberas del Lago de Maracaibo.

Según Cabrera, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 127, establece que el Estado “protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos naturales y la salud pública”, y eso no es lo que ocurre en el país.

Por ello a través de la Ley de Envases de Venezuela busca fomentar la sustentabilidad y reducir el impacto ambiental que ocasiona el plástico, por medio de un componente altamente contaminante como el carbono.

Cabrera comentó a lapatilla.com la urgencia de fomentar y diseñar campañas de sensibilización para el uso del plástico en las áreas de educación inicial, media y profesional, así como en empresas que se dedican a la fabricación de este rubro.

“Quiero ser claro en esto: la propuesta no busca atacar a las empresas que fabrican plásticos, o que envasan sus productos en estos elementos. Queremos es invitar al uso de elementos biodegradables y retornable, para reducir la contaminación”, acotó.

Cabrera señaló que la ley contempla que quienes produzcan y envasen en plástico, deberían pagar un impuesto adicional al Estado o municipio para desarrollar programas de reciclaje y programas de sensibilización.

Problema de larga data

Lo ideal es apuntar a uso y manejo de envases retornables. El ingeniero recordó que Venezuela debe apuntar hacia la disminución de la contaminación, porque está adscrito a un acuerdo firmado en París, Francia, en 2015.

Desde 1950 se evidencia en el Lago de Maracaibo contaminación por diversos factores, entre ellos el vertido de aguas residuales domésticas, industriales y múltiples derrames de productos petrolíferos, que se han agudizado en los últimos años, según denuncias y evidencias en las costas del estuario zuliano.

Para Cabrera, la falta de conciencia y educación ambiental está matando al lago. “La ciudadanía no termina de entender que lanzar residuos sólidos es una amenaza contra la flora, la fauna y la vida marina, incluso, la vida humana”, expresó el ingeniero Luis Cabrera.

El pasado 2 de agosto, el Ejecutivo Nacional instaló el 1er. Encuentro Técnico Científico Popular para el Rescate, Conservación y Desarrollo Sostenible del Lago de Maracaibo, del cual se han conocido pocos detalles del avance.

Solo informaron que el 18 de noviembre, cuando se celebra en la región el Día de la Patrona de los zulianos, la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, se ofrecería el primer balance.

En el marco de la recepción de esta propuesta, el gobernador del Zulia y los alcaldes presentaron planteamientos para la recuperación y saneamiento del lago.

Colector de residuos marinos

El ingeniero zuliano Luis Cabrera fue ganador del premio que otorga la Federación Mundial de Organización de Ingeniería en el año 2018. La propuesta para esa edición fue la “creación de energía solar fotovoltaica aplicada a hospitales y ambulatorios en Venezuela”.

 

 

 

Otras de las propuestas de Cabrera es la creación de un Colector de Residuos Marinos. Este aparato funcionaría en las aguas del Lago de Maracaibo, sería manejado por una persona y tiene la capacidad de recolectar hasta 500 kilogramos de desechos sólidos por día.

Este sistema mecánico se encargaría de operar en todo el espacio acuífero o zonas fluviales, iniciando por las orillas, que son las más afectadas, pues allí desembocan los desechos domésticos y plásticos.

Los brazos de la máquina se encargarían de recoger los desechos, estos serían puesto dentro de la máquina al contenedor, y al culminar el proceso se podrían en un sitio de disposición final.

Es importante destacar que la máquina podría recorrer todo el Lago de Maracaibo y llegar a espacios donde el hombre no puede acceder.

“Esta embarcación ayudaría a que la limpieza sea más fácil y rápida, incluso, pudiésemos construirla o importarla, se puede diseñar para trabajar hasta con energía solar”, señaló.

Para Cabrera, la creación de esta máquina en primer lugar traerá ahorro en los costos que genera al Estado venezolano la limpieza de las costas del lago. Se recolectaría una mayor cantidad de basura y operaría con un personal mínimo, el cual se debería capacitar.

La creación de la máquina denominada “Catamarán”, dependiendo del diseño, podría costar entre 20.000 y 30.000 dólares. Si se fabrica en Venezuela, esta máquina sería una novedad para el país.