Si no se reactivan plantas de tratamiento, el saneamiento del Lago de Maracaibo será una utopía

Planta de tratamiento El Suiche en Cabimas en total abandono

 

 

 

Este año el Lago de Maracaibo ha sido noticia por el alto nivel de contaminación que registra, lo cual se evidencia en sus costas. Expertos en materia ambiental coinciden en que las causas son las fugas de hidrocarburos, pero también la paralización de las plantas de aguas servidas en la región zuliana.

Corresponsalía lapatilla.com

Julio Montoya, exdiputado de la legítima Asamblea Nacional, pidió al régimen de Nicolás Maduro apartar a un lado la hipocresía y “dejar de hablar paja”.

Exhortó a las autoridades a atender el Lago de Maracaibo, debido a que el Instituto para la Conservación del Lago de Maracaibo (Iclam) “desapareció”.

A juicio de Montoya, alrededor de ocho plantas de tratamiento de aguas servidas están paralizadas y desmanteladas en el estado Zulia.

En el municipio Lagunillas, la planta de Ciudad Ojeda está inoperativa, canibalizada y destruida. Esta edificación fue inaugurada en el año 2006 por el fallecido presidente Hugo Chávez Frías, con una inversión para aquel entonces de casi 300 millardos de bolívares.

“Al segundo día, esta planta se paralizó, porque no funcionó el sistema como se esperaba. Yo quisiera saber cuáles con las 27 plantas del Zulia que anunció Reverol (ministro de Energía Eléctrica) que recuperarán. Aquí solo se culminaron ocho, hacemos un llamado al diagnóstico, rescate y proteger lo poco que aún queda”, señaló el exparlamentario.

Montoya indicó que no hay plantas con vida útil en la región, situación que catalogó de “barbarie”.

“Las plantas de tratamiento del Zulia fueron proyectos ambiciosos, diseñados y ejecutados a través de la Ley de Crédito Público y de Saneamiento del Lago de Maracaibo. El desembolso de estos recursos se inició en el segundo periodo del presidente Rafael Caldera”, recordó Montoya.

Aguas servidas están matando al lago

La planta de tratamiento en Cabimas fue inaugurada en 2004 y estuvo operativa por poco tiempo

 

 

 

 

 

El también vicepresidente de Primero Justicia detalló que el lago está enfermo. “Cómo no va a estarlo si las aguas servidas de toda la Costa Oriental del Lago, gran parte de la zona urbana y el Sur del Lago tienen años llegando de manera directa al estuario zuliano, por ello el colapso”, explicó.

Luis Augusto Martínez, concejal por el municipio Lagunillas, dijo que las bombas encargadas de succionar las aguas servidas para procesarlas, también están paralizadas.

En toda la jurisdicción tristemente es normal ver las aguas negras aflorar en calles, patios y caños.

“El problema medular del lago es el vertido directo de aguas negras, es el desperdicio de casi 400.000 personas lo que llega al lago, no hay filtro. Nuestro lago está enfermo, moribundo y el régimen se hace de la vista gorda”, acotó.

A juicio del edil, en la planta de tratamiento de Ciudad Ojeda, como se le conoce, es un buen escenario para grabar una película de Jurasic Park: la infraestructura y la laguna de oxidación se pierda entre la maleza.

Rosa Díaz vive en el barrio Luis Salazar II y contó a lapatilla.com que el último año en la zona ha sido terrible: el colapso de las aguas negras, convivir con las heces fecales dentro de las viviendas, no utilizar el baño y las enfermedades gastrointestinales y de piel están a la orden del día.

“Aquí tuvimos que taponear la tanquilla para no tener la casa llena de heces fecales. El baño no lo podemos utilizar. Como en casa de mi hermana hay un patio grande, hicimos un pozo y las dos familias hacemos las necesidades allí”, dijo.

Otra promesa del chavismo incumplida

En el municipio Cabimas, la planta de tratamiento de agua servida también está paralizada. Un habitante del sector El Suiche de esa jurisdicción y que prefirió no revelar su identidad, dijo que trabajó y estuvo en la inauguración de la planta de tratamiento llamada El Suiche.

Recordó con tristeza las palabras del fallecido presidente Hugo Chávez Frías, quien la inauguró en junio de 2004. En esa planta de tratamiento la inversión fue de 70 millardos de bolívares.

“Vamos por el lago, vamos a salvarlo, gritó Hugo Chávez en la inauguración”, recordó el enfermo sexagenario.

Mery Ávila también reside en el sector El Suiche y dijo que el día que arrancó la planta, aún está grabado en su mente. Guarda la esperanza de que aún se pueda recuperar o poner en funcionamiento. Afortunadamente para los habitantes de Cabimas, gran parte de la infraestructura está intacta, no ha sido desmantelada como en otros municipios.

“El día que esto arrancó, la espuma se observaba a la altura del cielo, los camiones entraban, se escuchaba el motor de las máquinas, pero duró muy poco. Después los camiones solo entraban a vaciar los desechos y se retiraban”, contó.

En Cabimas se repite el escenario que se observa en Lagunillas, La Cañada, San Francisco y el Sur del Lago: las aguas servidas van directo al estuario zuliano desde hace más de una década.

Julio Montoya, dirigente político en el Zulia, dijo que seguirá denunciando el abandono de las plantas. Considera que pronto podría desatarse un caos sanitario por el contacto de los ciudadanos con las aguas negras.

En este sentido, informó que acudirá a la Fiscalía General de la República a interponer la denuncia. Espera que se designe un fiscal ambiental con un equipo multidisciplinario que inspeccione y constate el abandono de estas grandes obras.

Proyecto para recolectar el plástico

La planta de tratamiento en Cabimas fue inaugurada en 2004 y estuvo operativa por poco tiempo

 

 

 

 

 

Para el ingeniero mecánico Luis Cabrera, el exceso de plásticos en las riberas del lago es grave. A esto se le suma la paralización de las plantas de tratamiento de aguas servidas y las fugas de hidrocarburos. Todos estos factores mantienen al Lago de Maracaibo en terapia intensiva.

Cabrera, ganador de la Word Federación Young Engeeniers Future Leaders (YE/FL) 2018 Unesco/París, Proyecto de Energía Solar para Hospitales, diseñó una propuesta alternativa que ayudará a recolectar el exceso de plástico en las orillas, de manera rápida y con poco personal.

El ingeniero explicó que en la elaboración o compra de la máquina, se invertirán menos recursos que los que se requieren para cuadrillas de hombres y mujeres que recojan el plástico de manera manual

“La máquina será manejada por una persona y a diario podría recoger alrededor 500 kilos de basura por día. Con esta máquina la recolección de plástico en toda la costa del estuario sería más rápida, económica y fácil”, acotó.

Cabrera anunció que está trabajando en la creación de una ley que controle la venta de productos en envases plásticos, debido a que no son biodegradables. Cree que una solución efectiva sería ofertar los productos en envases retornables, tal como lo hacen en países del primer mundo y algunas islas del Caribe.

El pasado 2 de agosto se llevó a cabo la primera sesión del Encuentro Técnico Científico Popular para el Rescate, Conservación y Desarrollo Sostenible del Lago de Maracaibo, propiciado por el régimen, donde participaron representantes de la administración de Maduro, regional y municipal. De ese encuentro solo se ha conocido que fueron entregados a los alcaldes de la región material para la recolección de desechos sólidos en las orillas del lago.

En la plenaria se anunció que el primer balance sobre el saneamiento del lago se informaría el próximo 18 de noviembre, tres meses y medio después de la instalación del encuentro.

Sobre el problema medular de la contaminación del Lago de Maracaibo asociado a las fugas y la paralización de las plantas, hasta el momento no se han conocidos detalles.