Ignacio Bello, un historiador con 102 años que lucha por mantener viva la historia de Capatárida

Ignacio Bello, un historiador con 102 años que lucha por mantener viva la historia de Capatárida

 

 

 

 

Este 31 de julio, Ignacio Antonio Bello Miquilena cumple 102 años de edad. Este nativo del pueblo de Capatárida en el municipio Buchivacoa del estado Falcón, pese a su edad, conserva el nombramiento como historiador y cronista de la localidad por su lucha de años en mantener viva la importancia histórica del pueblo ubicado en la costa de Falcón.

Corresponsalía lapatilla.com

Ignacio Antonio aún vive en una casa que compró hace muchísimos años. No recuerda la fecha exacta, pero fue construida de bahareque y guarda en sus espacios la historia del pueblo, fundado en 1644. Por años fue sede de la Jefatura Civil, Concejo Municipal, un hospital y hasta un cuartel.

“En la casa se escuchan voces y cadenas, a veces se escuchan cosas que pudieron pasar hace muchos años”, asegura Bello, que aunque es la persona más longeva del pueblo, su memoria está intacta y todas las tardes se sienta afuera de la casa para ver pasar a sus vecinos y amigos, quienes la mayoría son familiares.

Tuvo un matrimonio feliz de más de 60 años y aún llora al recordar a María Lucía, que convivió con Ignacio Antonio hasta hace dos años cuando murió. Aunque los últimos años transcurrieron con el amor de su vida, anterior a ella tuvo otras parejas con quienes procreó 53 hijos. Con tan numerosa prole y longeva existencia, no deja de sorprender que tenga 36 tataranietos.

A Don Ignacio le encantan sus cumpleaños, pues aunque sus padres también vivieron más de 100 años, está feliz cada vez que llega el 31 de julio, porque le pasa por su mente una película de todo lo que ha vivido.

Hizo muchas cosas durante su larga vida, entre otras fue comerciante, concejal, síndico, juez y hasta fiscal de tránsito. Además, estuvo 10 años investigando la historia de Capatárida con un antropólogo, que además escribió un libro sobre los hallazgos. Sueña con que se le reconozca al pueblo su importancia histórica.

La peor dictadura

Ignacio Bello, un historiador con 102 años que lucha por mantener viva la historia de Capatárida

 

 

 

Bello es un personaje muy querido en la comunidad. Se deja entrevistar hasta por estudiantes de primaria que quieren conocer la historia de Capatárida. Al abordarlo, lo primero que pide es disculpas por su dificultad para pronunciar las palabras, ya que con edad ha perdido un poco el control de la lengua.

Sin embargo, sus dificultades para hablar son compensadas por su nítida memoria. Recuerda con nostalgia que anteriormente había mucho respeto por las personas, se vivía muy tranquilo, porque no existía la tecnología ni las neveras ni los televisores.

“Pese a que no había nada, uno no tenía esas preocupaciones que ahora estamos viviendo. Ahorita, sobre todo con este Gobierno que ha acabado con todo lo bueno de la nación, que nos tiene sumergidos en una miseria nunca antes vista”.

Su testimonio no es diferente al de miles de ancianos venezolanos que sobreviven en paupérrimas condiciones. “Empecé a trabajar cuando tenía siete años y comencé a acumular una fortuna de siete y ocho millones de bolívares, y con la devaluación del bolívar, me robaron todo mi dinero y mis años de trabajo, me dejaron en la miseria. Si no hubiera sido por los hijos, ya me hubiera muerto de hambre. Cobro dos pensiones: una del Ministerio de Justicia y otra del Seguro Social, y eso me alcanza para vivir dos días. Acabaron hasta con las familias, porque los hijos y nietos se tienen que ir del país para poder conseguir una mejoría para su existencia”, dijo entre lágrimas.

Recordó que vivió las tres dictaduras de Venezuela y en ninguna pasó tanto trabajo y necesidades como en esta que lleva 23 años. “Son más de 50 años de dictadura que viví en tres épocas y ninguna fue como esta. Esta no tiene nombre, es una desgracia para la patria. Me perdonan todos los que tengan otra ideología, pero espero que Dios meta su mano y volvamos a la libertad”, asevera con firmeza.

Buscando los ancestros

Bello estuvo 10 años junto a un equipo de especialistas, buscando la verdadera historia de Capatárida. Hallaron infinidad de piezas de los indígenas caquetíos, así como también descubrieron en la zona asentamientos indígenas, que son historia en Venezuela. Espera que antes de dejar el plano terrenal, Capatárida tenga un museo con todas las piezas que han hallado para que se siga contando la historia de generación en generación.

Al preguntarle cómo se siente llegar a los 102 años de edad, reveló su secreto: comer de día, ser buena persona y amar con el corazón. Estos tres consejos le han permitido una longeva vida con sana memoria y poder conformar una extensa familia que no cabe en una foto.