Al menos 90 % de los laboratorios clínicos de centros públicos de salud en Lara están inoperativos

Al menos 90 % de los laboratorios clínicos de centros públicos de salud en Lara están inoperativos

 

Según datos del Colegio de Bioanalistas del estado Lara, entre el 80 y 90 % de los laboratorios clínicos públicos de la entidad, se encuentran inoperativos, incluyendo los de la red ambulatoria, Seguro Social e Ipasme.

Por: Yanitza Martínez // Corresponsalía lapatilla.com

Elena Torres, presidenta del Colegio de Bioanalistas del estado Lara, suministró información en relación con este importante servicio que atendía a la población de Barquisimeto, Cabudare, Carora, Quíbor, El Tocuyo y Siquisique, a través del Hospital Central Antonio María Pineda, Hospital Pediátrico Dr. Agustín Zubillaga y Hospital Luis Gómez López, pero actualmente solo funciona a medias el laboratorio del Hospital Central.

Comenta Torres que durante su gestión en la jefatura del laboratorio clínico del Hospital Central de Barquisimeto, se llegaban a procesar más de 200 pruebas al día, entre el servicio de rutina y emergencia, situación que ha venido cambiando en los últimos cuatro años, debido a la falta de dotación de insumos, reactivos y a la deserción del personal por los bajos salarios.

Menciona que el casi extinto laboratorio del nosocomio barquisimetano contaba con un área de bacteriología, que tenía un grupo de trabajadores de más de 20 personas, número que con el paso de los días se redujo solo a cinco.

Dotación de reactivos

 

Al menos 90 % de los laboratorios clínicos de centros públicos de salud en Lara están inoperativos

 

Recordó la titular del Colegio de Bioanalistas de la región larense, que años atrás los laboratorios públicos hacían una especie de convenio con la empresa privada, quienes a través de comodatos facilitaban los equipos, y el Estado se encargaba de pagar los reactivos, situación que quedó en el pasado, y esas empresas, efectuaron el retiro de los equipos, debido a que en los últimos años el régimen dejó de cancelar.

Pacientes afectados

El Hospital Central Universitario Antonio María Pineda de Barquisimeto es un centro de salud tipo 4 y alcanza a atender a pacientes de Yaracuy, Trujillo y Portuguesa. A pesar de eso, no cuenta con un servicio de laboratorio completamente operativo, por lo que la mayoría de los pacientes, recluidos o no, deben acudir a los laboratorios privados para realizarse sus análisis de sangre.

Actualmente, en este laboratorio clínico apenas procesan unas 12 muestras al día, entre glicemia, urea, colesterol, triglicéridos, VDRL, orina, heces y química sanguínea.

Pero no todos los pacientes tienen acceso al mismo por lo que la mayoría acude al sector privado, donde las pruebas sencillas como glicemia, heces y orina, van desde los 3 dólares en adelante, pero una prueba especial puede llegar a superar los 100 dólares.

El área de emergencia también contó en su momento con el servicio de laboratorio las 24 horas con cinco bioanalistas en el pool de guardia, pero actualmente también está inoperativo y todas las emergencias que llegan al centro asistencial, acuden a los laboratorios privados de la zona.

Seguro Social sin servicio

 

Al menos 90 % de los laboratorios clínicos de centros públicos de salud en Lara están inoperativos

 

La falta de aire acondicionado en el laboratorio clínico del Hospital Pastor Oropeza del Seguro Social en Barquisimeto, ha impedido que el servicio esté a disposición de todos los pacientes que acuden a ql centro hospitalario, también uno de los más importantes del estado Lara.

Comentó Elena Torres que el mismo no funciona desde el año 2018 y que su personal ha pasado por algunas dificultades, entre otras, son obligados a cumplir horario nocturno en una sede que no reúne las condiciones mínimas para pernoctar.

Torres agregó que el personal no se niega a trabajar, pero no están garantizadas las condiciones laborales. Esto ha traído como consecuencia el descuento de los bonos correspondientes a los días feriados y fines de semana.

Municipios foráneos se llevan la peor parte

 

Al menos 90 % de los laboratorios clínicos de centros públicos de salud en Lara están inoperativos

 

El drama con el tema de los laboratorios clínicos públicos es más agudo en los municipios foráneos de esta jurisdicción, tal es el caso de las ciudades de Quíbor y El Tocuyo, donde no hay operatividad en este servicio.

A pesar de eso, el personal se ha mantenido trabajando con el cumplimiento de los horarios y las toma de muestra a los pacientes recluidos en cada centro asistencial.

En el caso de la ciudad de Carora, el laboratorio del Hospital Pastor Oropeza no presta el servicio completo desde el año 2017 y a su personal le ha tocado hacerle frente a una serie de dificultades para mantenerse a flote.

Este laboratorio, comentó la bioanalista del hospital, Zoraida Montilla, a pesar de contar con todos los equipos, no tiene los reactivos necesarios, por lo que a duras penas solo se procesa pruebas rápidas como hepatitis B, VDRL y HIV, que en la mayoría de los casos, son solicitadas por el Banco de Sangre.

La infraestructura de este laboratorio está completamente deteriorada y por la falta de iluminación, fue habilitado un espacio de unos tres por tres metros, donde el personal procesa las pocas muestras que llegan.

Montilla agregó que aunque cuentan con algunos equipos de alta tecnología, los mismos no pueden ser utilizados porque necesariamente el espacio debe tener aire acondicionado, y el que actualmente tienen en el reducido lugar, no es suficiente para mantener climatizada toda el área.

En cuanto a servicios básicos, el laboratorio del hospital caroreño no cuenta con el suministro de agua potable por tubería, pues fue retirada la tubería por la cual se alimentaban desde hace más de un año.

Para subsistir, el personal recoge el agua que se desprende del único aire acondicionado del lugar y con ella asean los espacios, lavan los implementos de trabajo y la utilizan en los baños.

Los pacientes, los más afectados

 

Al menos 90 % de los laboratorios clínicos de centros públicos de salud en Lara están inoperativos

 

El bolsillo de los pacientes recluidos en los centros de salud pública de Lara se resiente cuando les toca realizarse cualquier examen de laboratorio y es que los precios varían según el tipo de exámenes.

Todo lo que tiene que ver con pruebas hormonales, perfil tiroideo, marcadores tumorales, entre otros, son análisis que pueden llegar a superar los 200 dólares, dependiendo el tipo de laboratorio.

El golpe es más duro para los pacientes oncológicos, renales y mujeres embarazadas, quienes de manera periódica deben realizarse exámenes de alto costo que no están garantizados en el sector público de la entidad.