El motivo por el que ya no se recomienda beber dos litros de agua al día - LaPatilla.com

El motivo por el que ya no se recomienda beber dos litros de agua al día

 

 





 

¿Beber dos litros de agua al día era un mito o una realidad? Según un nuevo estudio publicado en la revista ‘Science’, la ciencia nunca ha apoyado la idea de los ocho vasos de agua (dos litros) como una pauta adecuada.

Por Diario AS

Acaba así con la idea de que hay que tomar dos litros de agua al día para satisfacer las necesidades diarias del cuerpo humano. Sin embargo, este nuevo estudio revela que existe una amplia gama de cantidades de agua en función de las necesidades de cada persona.

Dale Schoeller, profesor emérito de nutrición de la Universidad de Wisconsin (Madison) y que participó en la investigación, lleva años estudiando el agua y el metabolismo. “Se confunde el volumen total del agua con el agua bebida, mientras que gran parte de ella procede de los alimentos”, dijo.

Una investigación con más de 5.600 personas

Schoeller considera que este trabajo es el mejor que han hecho hasta ahora para medir la cantidad de agua que la gente consume realmente a diario teniendo en cuenta la rotación de agua dentro y fuera del cuerpo.

Para ello se midió la renovación del agua en más de 5.600 personas de 26 países y con edad comprendidas entre los 8 y los 96 años. Así, se encontró medias diarias que oscilan entre 1 litros al día y los 6 litros. Incluso con valores atípicos que llegan a los 10 litros al día.

Este estudio se diferencia de los anteriores en que, para llevarlo a cabo, la seleccionado a personas al azar, mientras que los otros utilizaban voluntarios que recordaban y comunicaban su consumo de agua y alimentos o eran observaciones focalizadas.

La nueva investigación midió el tiempo que tarda el agua en circular por el cuerpo de los participantes siguiendo la rotación del “agua etiquetada”. Los sujetos del estudio bebieron una cantidad de agua que contenía isótopos de hidrógeno y oxígeno rastreables. De esta forma, pudieron observar la velocidad a la que una persona elimina los isótopos estables a través de la orina en el transcurso de una semana, indicando así cuánta agua está reemplazando y cuántas calorías está quemando.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.